Obesidad: En 40 años los chilenos subimos un promedio de 9 kilos

Por:

Especial Mi Voz
04/04/2018

El estudio dejó en manifiesto que en América  - excluyendo al Caribe – los hombres chilenos son los terceros en prevalencia de obesidad, mientras que las mujeres se posicionan en el segundo lugar.

La prestigiosa revista científica “The Lancet” publicó un estudio sobre los Factores de Riesgo para Enfermedades no Transmisibles, en el que se analizaron las tendencias del índice de masa corporal (IMC) en 200 países del mundo entre los años 1975 y 2004. Adivine… a Chile no le fue bien.

Con respecto a Chile, la investigación permitió identificar que en 40 años  los hombres pasaron de un IMC de 24,2 a 27,7 Kg/M2 y las mujeres de uno de 24,8 a uno de 28,0 Kg/M2, lo que se traduce en  un aumento de 9,4 kilos para los hombres y 8,5 kilos para las mujeres. Un panorama para nada alentador, puesto que nos posiciona dentro de los 50 primeros países del mundo en prevalencia de obesidad.

El estudio también recalcó que en América -excluyendo al Caribe– los hombres chilenos son los terceros en prevalencia de obesidad; o sea, uno de cada cuatro es obeso. Por su parte, el índice para las mujeres chilenas es mayor, siendo una de cada tres adultas obesa, posicionándose en el segundo lugar.

A raíz de esta investigación -en entrevista con Radio Concierto- el investigador del INTA, Fernando Vio, señaló que lamentablemente el tema de la obesidad se ha ido normalizando para la población chilena e hizo un llamado. “Hubo demandas importantes para las AFP, Isapres, temas de género, pero no hay demandas por este tema, ni de los padres de los niños obesos. Entonces no hay exigencias políticas ni políticas serias”, indicó.

Los grandes problemas

Si bien los profesionales del área de la salud han demostrado que la obesidad es una enfermedad multifactorial, uno de los grandes problemas que muestra el estudio tiene que ver con la alimentación y los cambios culturales que se han registrado en torno a ésta.

La facilitación que dio la globalización para acceder nuevas comidas, los alimentos chatarra y ultra procesados, además del incremento en la cantidad de calorías diarias –se pasó de consumir 2.630 calorías diarias por persona en 1965 a 2.872 en 2003- son parte del problema que tiene sumido a Chile en la obesidad.