Revisa aquí quiénes deben vacunarse contra la influenza

Por:

Multimedios
16/07/2013
Adultos mayores, embarazadas, lactantes y portadores de enfermedades crónicas son algunos de los grupos más vulnerables a los efectos de la enfermedad.

La influenza es una enfermedad respiratoria muy común en invierno y para esta enfermedad existe una vacuna que ayuda a crear anticuerpos para combatir la enfermedad, se aplica anualmente y está indicada en todas las personas.

El Ministerio de Salud cada año realiza una campaña gratuita para los que tienen mayor riesgo de presentar complicaciones por la influenza, como los adultos mayores, embarazadas, lactantes y portadores de enfermedades crónicas.

¿QUIÉNES DEBEN VACUNARSE CONTRA LA INFLUENZA?

-Todos los trabajadores, voluntarios o estudiantes autorizados, que desempeñan sus labores en:-establecimientos asistenciales públicos, en contacto directo con enfermos, en servicios de apoyo clínico, en unidades administrativas, o de apoyo logístico.

-establecimientos asistenciales privados o institucionales que cuentan con unidades de atención de urgencias y/o servicios de hospitalización y desarrollen tareas que involucran contacto cercano con enfermos, en servicios de apoyo clínico, laboratorios, bancos de sangre, radiología y alimentación.

-Las embarazadas a partir de la 13ª semana de gestación.

-Las niñas y niños de edades comprendidas entre los 6 y los 23 meses.

-Las personas de 65 años y más.

-Los trabajadores de plantas avícolas y criaderos de cerdos.

-Los pacientes portadores de alguna de las siguientes condiciones de riesgo:

-Diabetes

-Enfermedades pulmonares crónicas, específicamente: asma bronquial; EPOC; fibrosis quística; fibrosis pulmonar de cualquier causa.

-Cáncer en tratamiento con radioterapia, quimioterapia, terapias hormonales omedidas paliativas de cualquier tipo.

-Cardiopatías, específicamente: congénitas; reumática; isquémica y miocardiopatías de cualquier causa, con excepción de la hipertensiva.

-Enfermedades neuromusculares congénitas o adquiridas que determinan trastornos de la deglución o del manejo de secreciones respiratorias.

-Obesidad con Índice de Masa Corporal menor a 40.

-Insuficiencia renal en etapa 4 o mayor.

-Insuficiencia renal en diálisis.

-Insuficiencia hepática crónica.

-Enfermedades autoinmunes como Lupus; escleroderma; artritis reumatoidea, enfermedad de Crohn, etc.

-Cáncer en tratamiento con radioterapia, quimioterapia, terapias hormonales o medidas paliativas de cualquier tipo.

-Infección por VIH.

-Inmunodeficiencias congénitas o adquiridas.

Notas relacionadas

Cuándo debo llevar a mi bebé a urgencias

Conoce los síntomas de la influenza y qué hacer con ellos

¿Cuál es el tratamiento para la influenza y cómo prevenir su contagio?